Tag Archive


Alejandro Noguera Antonio Penadés artículo Atenas BiblioCafé blog Caissa Celia Corrons corrupción curso Curso de Narrativa Ediciones Evohé entrevista Familias sin fronteras por la infancia Fernando Ortega Grecia Haití hechizo Herodoto Hislibris Historia Historia National Geographic huellas Jordi Llobregat Josep Asensi libro Libros literario literatura Museo L'Iber Museo L´Iber narrativa novela presentación Relatos Relatos de amigos y alumnos del taller literario reseña revista Roma Santiago Posteguillo Santiago Álvarez Sebastián Roa tertulia Valencia viajes

Relatos de amigos: Enrique Tomás

Publicamos hoy estos cuatro relatos de Enrique Tomás. Y aprovecho para recomendar su novela El fotógrafo, publicada en 2005 por InÉditor, protagonizada por un alto ejecutivo que un día decide cambiar de vida para dedicarse a fotografiar todo lo que le rodea.

Relatos de amigos: Amparo Andrés

Publicamos hoy estos dos relatos de Amparo Andrés, filóloga y escritora cuya trayectoria literaria se puede seguir en su web http://www.wix.com/stelmarch_amparo/andres

Será un placer contar con ella en la próxima edición del Taller literario. Vaya por delante mi felicitación porque ambas piezas son realmente buenas.

Relatos de amigos: Enrique Huertas

Enriquecemos hoy la sección «Relatos de amigos» con estas cuatro magníficas piezas breves de Enrique Huertas.

Que las disfrutéis.

Relatos de amigos: Fernando Ortega

Por su calidad y por transcurrir en navidad, publicamos hoy otro relato de Fernando Ortega, el autor de El hechizo de Caissa (esa magnífica novela que se publicará en 2011).

Relatos de alumnos del taller literario: Susana Gisbert

Enriqueciendo paso a paso la sección «Relatos de amigos y exalumnos del Taller literario», publicamos hoy estos tres relatos de Susana Gisbert, cuya lectura recomiendo vivamente. En especial, la de la obra que lleva por título Esperanza.

Relatos de alumnos del taller literario: Manuel Gutiérrez

Los trabajos de Manuel Gutiérrez suelen recrear la Antigüedad y juegan muy bien con lo onírico. Publicamos hoy un relato suyo titulado El enigma de la escritura sumeria.

A Manuel, que quedó en segundo lugar en el I Concurso de relatos históricos del Museo L’Iber con La divinidad del papiro, le auguro un magnífico porvenir como escritor.

Relatos de alumnos del taller literario: Fernando Ortega

Para comenzar con la publicación de relatos de amigos y ex-alumnos del Taller literario, nadie mejor que Fernando Ortega.

Fer es un hombre de lo más completo: licenciado en Educación Física y profesor de Instituto, experto jugador de ajedrez y miembro del equipo del club Rafa Bayarri de Alboraya, gran conocedor de la Antigüedad -sobre todo de la época republicana romana-, magnífico amigo de sus amigos, cinturón negro de judo, persona de enorme vocación docente, gran deportista y aficionado a la montaña y, además, un enorme novelista. Dentro de unos pocos meses saldrá a la luz de mano de la editorial Viceversa su obra El hechizo de Caissa, un novelón que recrea el mundo del ajedrez y que, como hacen las grandes creaciones literarias, no habla de la vida de unos cuantos personajes, sino que habla de la VIDA con mayúsculas.

Fer tiene un blog en el que ha plasmado de forma soberbia el proceso de creación de la novela. Todo un regalo, sobre todo para quien tenga en mente escribir y publicar. Os recomiendo que comencéis por la primera entrada y no lo dejéis hasta la última (si es posible, leed el texto impreso en papel para no perder detalle). La dirección es http://elhechizodecaissa.blogspot.com/

Y a continuación encontraréis los relatos que Fer me ha enviado. Que los disfrutéis.

Inauguración de la sección “Relatos de alumnos del taller literario”

Desde el año 2005, cada invierno imparto un taller literario en el Museo L’Iber de Valencia, así que la próxima edición será ya la sexta. Y desde hace un par de años cuento, además, con la colaboración de mi amigo y admirado autor de novela histórica Santiago Posteguillo, de modo que acabado mi curso, que tiene un cariz puramente teórico, son muchos los alumnos que optan por completar la formación en el taller de Santiago, con un componente mucho más práctico. Tanto él como yo impartimos, además, una de las clases del curso del otro.

Sin ninguna duda, lo mejor de esta experiencia consiste en ir conociendo a la gente que se apunta a las clases. Puedo asegurar que no hay parangón con otros foros, ya que quien se interesa por un taller literario de este tipo lo hace sin la intención de mejorar su currículum o de convalidar asignaturas, sino que realmente busca encontrarse de lleno con la literatura y disfrutar con la ocasión que se le brinda para hablar de libros, de autores, de historias interesantes y, claro está, para aprender cuáles son los métodos que existen para narrar bien dichas historias. Aunque al final, esto es algo que pasa siempre, el profesor acaba aprendiendo tanto o más que los alumnos. Sobre todo, se crean unos lazos magníficos entre todos los que hemos estado reunidos en la sala de conferencias del Museo, una relación de complicidad que en la mayoría de los casos se transforma en amistad.

El asistente a este taller literario sólo debe cumplir un requisito: tener afición por la literatura. Lo que ocurre es que muchos de los que se matriculan guardan en su mente algún proyecto de escritura, algunas veces bastante elaborado y otras aún sin definir. Algunos de esos proyectos ya han dado sus frutos en forma de libros que se pueden pedir a cualquier librero: Luis Valera, José Manuel Almerich y Enrique Tomás ya habían publicado con anterioridad -sobre todo Luis, un gran escritor de largo recorrido, y José Manuel, autor de muchas guías de montaña y varios libros de historia-. Josep Asensi finalizaría más tarde su novela histórica Layos, el padre de Edipo, a Fernando Ortega le quedan unos pocos meses para ver en forma de libro su magnífica obra, que llevará por título El hechizo de Caissa y que trata sobre el mundo del ajedrez y sobre la vida misma. Raúl Borrás y Chema Gil tienen ya relatos publicados por la editorial Evohé, mientras que Raúl Borrás (una vez más), Manuel Gutiérrez y Jorge Vajñenko ganaron recientemente el I Certamen de relatos históricos del Museo L´Iber.

No obstante, sé que los discos duros de muchos ex-alumnos guardan relatos magníficos que quizás no vean la luz jamás. Pese a su indiscutible calidad, la situación del mercado editorial y la dificultad añadida que entraña este género literario son el motivo de ese cautiverio. Es por ello que me he propuesto que esta página sirva de foro de encuentro y de escaparate para estas obras de ficción breves capaces de evadirnos y de fomentar valiosas reflexiones.

Así pues, quisiera resaltar que me siento orgulloso de las amistades que han surgido entre los asistentes al taller literario. Hay ya dos clubes de lectura en marcha -uno de ellos, El cuaderno rojo, mantiene una actividad creativa frenética- y algunos de los ex-alumnos se han convertido en buenos amigos, lo que supone para mí una gran satisfacción. Y como las carreras literarias de algunos de ellos van viento en popa (yo ahí tengo muy poco que ver, es mérito exclusivo de ellos), he querido brindarles un homenaje publicando los relatos que ellos tengan a bien hacerme llegar.

Esta sección permitirá también ir haciendo un seguimiento de sus proyectos y de sus logros literarios. Me consta que se están gestando varios magníficos escritores y sé que en el futuro nos congratularemos al ver en el mercado magníficas obras escritas por ellos. Y recordaremos con cariño estos primeros pasos.

Espero que os guste esta sección, a la que doy mi más cordial bienvenida. Y gracias, Javier Baonza, por tu interés y tu colaboración.

Antonio